El nuevo Optimist nace y "jubila" a los demás.

Averigüe quién está detrás

La noticia es la bomba. Juan Kouyoumdjian y Lillia han unido sus fuerzas una vez más y han creado un nuevo súper Optimist. Así es, la «bañera» que cada año introduce a miles de niños de todo el mundo en la navegación.

El barco se llama LK21 (L de Lillia, K de Juan K y 21 del año de construcción) y ya está disponible y configurable en la web de J2 Sailing, la empresa que comercializará el barco en España.

EL FACTOR K

Preguntamos a Stefano Lillia, propietario del histórico astillero del Lago de Como que produce Dinghy 12s, Snipe, Fun y Stars desde 1957, cómo surgió la idea de un nuevo «concepto» de Optimist (que recordemos fue diseñado en 1947 por Clark Mills) y cómo un diseñador de renombre internacional como Juan K, entre un Swan de 115 pies y un TP52 o IMOCA 60, se «divirtió» al repensar un dinghy de 2,36 x 1,12 m (que pesa 35 kg).

«Diversión es la palabra correcta», nos dice. «A Juan K le gustan estos proyectos, que son un verdadero reto».

De hecho, si hay una clase que se caracteriza por la monotonía pura, es la Optimist: «El sistema de certificacion es muy estricto, las únicas diferencias «toleradas» respecto a las normas que hay que respetar son las que se hacen para subsanar defectos de construcción», explica Lillia. «Koujoumdjian ha intervenido respetando el reglamento, pero también ha conseguido dar su «toque» en este caso, jugando con las formas y el arqueo del casco.

Se trata de una embarcación de alto rendimiento que, como asegura Lillia, nunca se considerará sobredimensionada: «Entre otras cosas porque, con la extrema meticulosidad que nos caracteriza, hemos diseñado los moldes con máquinas de control numérico, ¡un procedimiento único para este tipo de barcos!

SUEÑO REALIZADO

«Llevaban mucho tiempo pidiéndome que construyera un Lillia Optimist», dice Stefano, «pero no me sentía preparado. O mejor dicho, las habilidades estaban ahí, pero por mi cuenta probablemente habría acabado construyendo muy pocos barcos, para un nicho. Cuando mi hijo también empezó a navegar en Optimist (está a bordo del Optimist LK21, en las fotos de Carlo Borlenghi), la «vocecita» en mi cabeza fue más fuerte. Aquí es donde entra en juego Massimo Leporati, amigo y cliente de Lillia (es propietario de un Dinghy), que no sólo decide financiar la construcción de los prototipos (los moldes se hicieron en un astillero de España), sino también crear una red de distribución internacional con su Ultra Sailing.

CONQUISTANDO EL MERCADO

«Recientemente hemos recibido la ‘luz verde’ de la clase Optimist para la producción del barco, ya que, como he dicho, cumple todos los parámetros de construcción. Ahora, una vez llevados los moldes al astillero, el objetivo es iniciar la producción y tener los primeros barcos listos para el Campeonato de Italia en Cerdeña en septiembre.

La producción no será un producto de nicho: » La idea es conquistar el mercado internacional, con el apoyo de una sólida red de ventas», ya que el mercado de los Optimist lleva un tiempo estancado, y un nuevo actor italiano con dos grandes nombres como Juan K y Lillia le dará sin duda un impulso.

¿CUÁNTO CUESTA EL SUPEROPTIMISTA?

El Optimist LK21 tiene un precio de 4.087 euros. El paquete incluye: casco LJK21, flotadores, pie de mástil ajustable Optiparts, cinchas, poleas Carbo Ratch Matic 2625.red, escota graduada Gottifredi y Maffioli, elástico de orza, collarín de brazola, circuito de escota de mayor Harken.